Vuelta a casa



     ¡Hola a todos! Después de casi de dos semanas en Italia ¡ya estoy en casa! Os voy a ser sincera, no tenía ganas de volver a España porque he vivido una de las experiencias más interesantes, divertidas, emocionantes y enriquecedoras de mi vida… pero todo lo bueno se acaba y ahora me apetece muchísimo compartir con vosotros este intercambio y explicaros como podéis vivirlo también si os animáis.

 


     ¿Qué es un intercambio Erasmus+?

    
     Un intercambio es un programa de convivencia que lleva a cabo la Unión Europea a través de las nuevas becas Erasmus+. Pueden participar jóvenes cuyo único requisito es tener edad comprendida entre 18 y 25 años. Cada país colaborador envía a varios participantes, así que no viajáis solos, en mi caso éramos seis (dos chicas y cuatro chicos) españoles, y luego grupos de Turquía, Albania, Macedonia, Rumanía e Italia (ellos eran siete en cada grupo, a nosotros nos faltó uno).

     En este caso el lugar del intercambio ha sido Italia, concretamente Bassano del Grappa, un lugar realmente precioso.




     Financiación

     Seguro que os preguntáis cuánto cuesta una de estas experiencias. Al tratarse de una beca “parcial” la mayor parte del proyecto está financiado, por ejemplo el 100% del alojamiento y la comida es completamente gratuita, en el caso del transporte (billetes de avión, tren, etc.) la UE aporta una cantidad determinada de dinero dependiendo de la distancia que debamos recorrer, en nuestro caso España-Italia han sido 170€. No nos cubría enteramente el transporte pero es una ayuda muy grande y la diferencia que hemos tenido que aportar ha sido muy poca.


     Alojamiento

     Nosotros hemos estado viviendo en un hostal enorme y muy chulo, compartiendo habitaciones entre dos y ocho personas, dependiendo de la que tocara. Es genial porque aprendes también a convivir y por las noches es muy divertido, además teníamos el hostal para nosotros solos y podíamos estar cantando, tocando las guitarras que teníamos a nuestra disposición, habitaciones para jugar a juegos, beber, etc. En nuestro caso no teníamos hora para irnos a dormir, cada uno hacía lo que quería en su tiempo libre, tanto si queríamos estar en el hostal como si queríamos irnos al pueblo.


     Actividades

     Durante el día sí teníamos horarios y actividades, es cierto que teníamos que levantarnos muy temprano cada día, pero era un placer porque cada día hacíamos cosas nuevas y muy divertidas. Estos intercambios están enfocados en su mayoría a conocer nuevas culturas, romper estereotipos y aprender a desenvolverse por uno mismo, así como mejorar el inglés (todas las actividades y demás son en este idioma).

     ¿Qué actividades hemos llevado a cabo? Pues hemos hecho teatros, visitado el pueblo, debates, juegos de rol, excursiones a Venecia, senderismo por las montañas, un flash mob en la plaza del pueblo… ¡Muchas cosas cada día!

     También nos organizábamos en cuatro grupos para cada día realizar diferentes tareas de limpieza y mantener un orden, por ejemplo poner las mesas para el almuerzo, recoger después del desayuno o en las cenas. Cosas muy fáciles que entre varias personas no suponen gran esfuerzo.

     A partir de la cena, que solía ser hasta las 9, podíamos tener la noche libre o noches culturales (mis favoritas). En las noches culturales cada país hacía una fiesta en la que presentaba todo lo que quisiera sobre su cultura, lengua, música, gastronomía, etc.


     Mi experiencia


     Como dije a principio, para mí ha sido una de las mejores experiencias de mi vida y no quería que terminara nunca. Hemos tenido mucha suerte porque el grupo de españoles nos hemos terminado haciendo grandes amigos y antes de ir a Italia ya había muy buen rollo. Cuando llegamos allí, un poco asustados como es normal, nos encontramos gente muy amable y abierta, todos congeniamos desde primera hora y al final me llevo amigos de varios países europeos. El staff era de lo mejor, gente joven deseosa de aprender también, muy animados y realmente dulces con nosotros.

     No tengo nada negativo de esta experiencia, aunque soy consciente que he tenido muchísima suerte, otros chicos ya habían realizado intercambios antes de este y nos contaron que jamás había sido tan bueno, que siempre había cosas negativas, pero en este caso no. Volver está siendo lo peor, porque echo muchísimo de menos a todos, a Bassano, el ambiente, etc. Sin embargo, me llevo recuerdos maravillosos, experiencias, he aprendido sobre mí misma y he conocido a gente realmente maravillosa. Lo bueno, si breve, dos veces bueno.


     ¿Dónde puedo informarme para realizar intercambios?

     Lamentablemente, solo conozco los intercambios de la Unión Europea, no sé si en Latinoamérica también existirán este tipo de experiencias, aunque podéis buscar e informaros porque puede ser que sí.

En el caso de los europeos que quieran participar, lo mejor es que os pongáis en contacto con asociaciones juveniles o áreas de la juventud de vuestras ciudades. Tan solo tenéis que buscar en Google “Intercambios Erasmus+” y el nombre de vuestra ciudad, encontraréis más información y experiencias.

     Por mi parte os animo a que al menos os informéis si sois personas aventureras y curiosas, que no les importa adaptarse a nueva situaciones y a estar lejos de casa y las comodidades, porque no os vais a arrepentir.

4 comentarios:

  1. ¡Holaaa!
    Buena entrada ^^
    Participo en la iniciativa Blog asociados!
    Ya te sigo, te dejo mi blog para que te pases <3
    Nos leemos ^^
    http://elrincondefantasiaypapel.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Eva por pasarte! Y gracias por tu comentario, me alegra que formes parte de la iniciativa, así que tienes una nueva seguidora en tu blog ^^ ¡Un abrazo!

      Eliminar
  2. Oye, pues qué chulo!! Yo siempre quise hacer algo así, pero va a ser que ya no se puede. Espero que mi hija lo haga y lo disfrute tanto como tú, que por lo que has contado ha sido una experiencia maravillosa. xD

    ResponderEliminar