¿Qué es un traductor literario?

   Dentro del sector editorial el traductor es una de las figuras más conocidas y demandadas. En esta ocasión no es necesaria la definición del DRAE (Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española) para saber que es aquella persona que traduce.

   La labor del traductor literario
   
   Actualmente, la profesión de traductor es una de las más demandadas en el sector editorial. Esto se debe al volumen de obras internacionales que llegan a nuestro país que necesitan ser traducidas.
  
   El traductor es el primer profesional que toma contacto con la obra extranjera, una vez que la recibe de la editorial. En sus manos y competencias queda un texto que depende totalmente de él. No exagero al afirmar que un traductor afecta notablemente a la calidad de la obra y a la opinión final del lector sobre ella.


   ¿Cómo trabaja el traductor literario?
   
   En primer lugar, el traductor necesita conocimiento pleno tanto de la lengua origen en la que está escrita la obra como de la que va a traducir. Es fundamental el uso de herramientas de apoyo a la traducción, tales como diccionarios (en plural), gramáticas, etc.
   
   La traducción es una acción laboriosa, que necesita tiempo, dedicación y, sobre todo, mucha atención. El trabajo del traductor debe apoyarse siempre en el del corrector si queremos obtener un texto de calidad.
   
   Actualmente, el idioma más demandado para la traducción es el inglés, pues tanto en el mercado español como en el latinoamericano es el idioma cuya importación de obras es mayor. Debemos tener en cuenta también la gran competencia que supone en el sector para aquellos que decidan o quieran dedicarse a este mundo.




  
 Sin embargo, las editoriales (sobre todo las independientes) han encontrado un gran filón en publicar obras en lenguas mucho más minoritarias, por ejemplo, de países de Europa del Este. Esto se debe a las ayudas y subvenciones que ofrecen estos países para promover la difusión de su cultura. De igual modo, el panorama oriental también resulta cada vez más atractivo al lector, no solo en obras japonesas, sino de China, India, etc., por lo que las editoriales tienen en punto de mira este sector.


   Hablemos ahora de cuestiones económicas. Como en todas las profesiones relacionadas con el sector editorial, no podemos decir que las traducciones literarias permitan una vida holgada y llena de lujos. Son muchas las voces que se quejan de lo mal retribuída que está la labor del traductor literario, así como el poco reconocimiento del que goza. Como ejemplo, os pondré estos datos recogidos de la ponencia de Scheherezade Surià:

   «La plantilla más utilizada para el recuento de caracteres es la holandesa (2100 caracteres con espacios) y los precios más habituales están entre 10 € y 12 €. No obstante, pueden encontrarse 7 € por plantilla (y yo diría que menos en algunos casos recientes) y llegar a los 14 €, incluso.
  
   La plantilla de 1800 caracteres también es otra de las más usadas, cuyos precios más habituales rondan los 10 € y 11 €. Y en cuanto a cobrar por palabra, que es muy poco usual, los precios difieren muchísimo, ya que hay compañeros que han cobrado 3 céntimos/palabra y otros que han llegado a los 5 e incluso 7. De todos modos, los precios varían según la editorial»

   Hay dos formas de trabajar como traductor literario. La más común es ser traductor freelance, el autónomo de toda la vida. Cuando la editorial decide publicar una obra extranjera, contrata al traductor para esa obra puntual. 
El otro método, y el menos frecuente, es formar parte de la plantilla de la editorial. Normalmente sucede cuando ambos han trabajado varias veces con un resultado satisfactorio.  

   Las cláusulas más comunes dentro del contrato de traducción literaria tienen que ver con: fecha de entrega, tarifa (mencionadas anteriormente), penalización por retrasos, revisión y modificaciones.

   Como podéis ver, la labor del traductor es fundamental en el mundo editorial, pues nos permite a los lectores disfrutar de obras de todo el mundo.

4 comentarios:

  1. Hola me encanté esta entrada muy interesante , gracias :)

    Aquí me quedo, te sigo!

    Me gustaría que te pases por mi blog literario para ver qué te parece y si te gusta, sígueme :).

    saludos nos leemos!!

    ResponderEliminar
  2. Hola!!

    Te sigo por la iniciativa somos seguidores y te invito a seguirme :)

    Te sigo desde otra cuents con nick "mis peques y yo", porque me da error seguir desde mi cuents con el cambio de aspecto del gsdget no sé por qué.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. He logrado cambiar el nick para no confundir y es aprendemos con mama 2.

    Besicos!! Mi url de blog está en mi perfil

    ResponderEliminar
  4. ¡Holaaaa! Acabo de descubrir tu blog y me quedo por aquí.
    Pásate por el mío, estaré encantada de que me visites:

    http://magdalenavintage.blogspot.com.es/

    Yo ya te sigo. Besitos :)

    ResponderEliminar